Noticias CICM

Anticipan compleja licitación petrolera

Reforma /Norma Zúñiga

Cd. de México, México (10 julio 2017).- A diferencia de las dos últimas licitaciones petroleras, en las rondas 2.2 y 2.3, que realizarán este miércoles, se esperan ofertas más selectivas de los participantes.

Sobre la mesa estarán un total de 24 campos terrestres con un mayor enfoque al gas, divididos en dos licitaciones y localizados en estados como Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Chiapas.

Pablo Medina, analista en temas energéticos de Wood Mackenzie, anticipó que el nivel de interés será más mesurado y con ello el resultado de adjudicaciones serán más bajo a lo que se ha visto en licitaciones de aguas profundas y aguas someras, que superaron el 50 por ciento de adjudicación.

Recordó que el precio del gas es relativamente bajo en México, pues se tiene acceso al gas más barato del hemisferio, producido por Estados Unidos.

“Es más complejo tener un proyecto que te deje tener una rentabilidad similar a la del aceite en gas”, puntualizó el experto en entrevista.

Además añadió que ambas licitaciones tienen retos particulares, como la inseguridad en el norte del País y temas de acceso de vía en el sur.

Para la licitación 2.2 están inscritos nueve licitantes, conformados por un total de 11 empresas, y en la 2.3 son 19 licitantes, que suman un total de 28 compañías.

En la lista de petroleras precalificadas están compañías como la colombiana Ecopetrol y las nacionales PetroBal y Carso Oil and Gas.

Medina resaltó que la existencia de condensados, líquidos, en algunos de los bloques será la variable clave para definir cuáles campos son más interesantes.

“Cuando tienes gas, pero tienes gas con líquidos, los retornos prospectivos, lo que puedes obtener en términos de utilidad se vuelve más interesante”, aseguró.

Ramsés Pech, socio de la consultoría Caraiva y Asociados, coincidió en que los condensados son uno de los puntos atractivos de algunos campos en ambas licitaciones, además de contar con infraestructura de ductos.

“El condensado tiene un valor mayor de 49 dólares (el barril)”, estimó el especialista en el sector energético.

Previó que ambas licitaciones podrían tener un promedio de asignación del 70 por ciento.

Aunque las estimaciones de la Secretaría de Energía (Sener) marcan que se colocarán alrededor de seis campos entre ambas licitaciones, un aproximado del 30 por ciento que se traduciría en inversiones de entre mil y mil 200 millones de dólares.

Pech señaló que las licitaciones resultan atractivas debido a que algunos campos ya cuenta con pozos exploratorios y de desarrollo, que realizó Pemex cuando tenía dichas áreas.

Esto permitirá que la producción tarde menos tiempo y alcance la plenitud en 2019, estimó.