Noticias CICM

Apertura en gasolinas inicia con el pie izquierdo

El Economista

Problemas en la metodología de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) provocaron la suspensión de la asignación de capacidad de transporte y almacenamiento de combustibles para privados en la primera temporada abierta del sistema de Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística en Sonora y Baja California. El proceso, previsto para concluir se repetirá antes de que concluya marzo, aunque no tendrá 22 sino un máximo de ocho interesados, prevé la industria.

No fue la CRE, que condujo el proceso, sino el propio Pemex, quien comunicó que hubo estos errores. “En este nuevo proceso participarán las empresas que ya fueron precalificadas, a las que no se les solicitará nueva documentación ni garantías”, aseguró la estatal.

Sin embargo, Édgar Gutiérrez, director general de Hydrocarbon Storage Terminal (HST), una de las empresas precalificadas en el proceso, detalló que desde su percepción sólo lograron presentar ofertas ocho empresas como máximo, de las 22 precalificadas que notificó la CRE, porque con esas condiciones no resulta rentable traer combustibles todavía.

“De las que sí llegaron al final, sí puedo decir que hay empresas que están buscando muy seriamente bajar combustibles por barco pero los volúmenes que se ofrecieron no hacen sentido de negocio a menos que se lleven a cabo alianzas para traer en escala y tendrían que ser con Pemex, que no tiene interés en importar con quien le haría competencia”, dijo a El Economista.

Entre las empresas que precalificaron y no presentaron propuestas está HST. Además, hay otras que presumiblemente no participaron, como la filial comercializadora de la Comisión Federal de Electricidad, CFE Energía, y firmas de asesoría legal que no están en el negocio del transporte de hidrocarburos.

“Como queda la capacidad, por barco no se podría traer más de 50,000 barriles, cuando los barcos son de 150,000, entonces se tiene que compartir o pagar más por barcos pequeños”, explicó.

Sólo para sondear el proceso

Por lo tanto, los que sí entraron lo hicieron más por ver cómo funcionaría el proceso que por hacer negocio con la capacidad que podrían obtener. La CRE no ha aplazado la fecha de liberación de los precios en la región, que hasta ahora arrancará el 30 de marzo con un solo oferente de combustibles, que es Pemex.

En total, Pemex puso a disposición de terceros para que importen gasolinas y diésel por barco una capacidad de 441,311 barriles en nueve terminales de almacenamiento (que es 24% de la capacidad que tiene en la zona) y su transporte en cuatro tramos de poliductos que suman 472 kilómetros.

Las dos terminales marítimas disponibles son Rosarito y Guaymas, mientras que las terminales terrestres de Ensenada, Mexicali, Ciudad Obregón, Hermosillo, Magdalena, Navojoa y Nogales. Los cuatro ductos incluidos serán Rosarito-Ensenada, Rosarito-Mexicali, Guaymas-Hermosillo y Guaymas-Obregón.

kgarcia@eleconomista.com.mx