Noticias CICM

Avanza programa de licitaciones en nuevo aeropuerto

El Economista

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) avanza en su programa de licitaciones relacionadas con la operación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y ya publicó el proyecto de convocatoria para elegir a la empresa o consorcio que se encargue del suministro, instalación y comisionamiento de los sistemas de navegación aérea y trabajos civiles relacionados.

Para el presente año se cuenta con un presupuesto de 272.7 millones de pesos, con un anticipo de 30% y, por su complejidad, la licitación será de carácter internacional. Desde el pasado 4 de agosto, y hasta el 9 de septiembre, las firmas interesadas podrán presentar sus comentarios sobre la preconvocatoria.

Luego de haber iniciado la etapa intensiva de construcción del nuevo aeropuerto, el GACM se ocupa de las licitaciones relacionadas con su etapa operativa. Sin embargo, aún no han firmado el convenio de colaboración con la Comisión Federal de Competencia Económica que sugirió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con la finalidad de apegarse a las mejores prácticas internacionales.

De acuerdo con el grupo, debido a que el sistema CompraNet no cuenta con la capacidad suficiente para albergar información complementaria del proceso, se habilitó una liga (con su clave de acceso) para que los interesados puedan consultarla; no obstante, hasta la tarde de la misma no estaba disponible, como se informó a los interesados.

Con base en la información que se ha publicado, “el plazo para la entrega de los bienes adquiridos será de un periodo de 913 días naturales a partir de la formalización del contrato de esta licitación”.

Thales, presente en NAICM

En junio pasado, el GACM adjudicó al consorcio integrado por Telnorm y Thales de México el contrato para adquirir un sistema de aterrizaje por instrumento ILS con 40 millas náuticas de cobertura, al cumplir con los requerimiento y presentar una oferta de 49.1 millones de pesos. Dicho equipo es de última generación, y es uno de los que habrá de instalar y tendrá en comodato el ganador de la licitación referida.

Por lo pronto, Telnorm y Thales de México tiene que encargarse de “instalar temporalmente en una de las cabeceras de las pistas, donde se realizarán las pruebas de vuelo para que después sea instalada en la otra cabecera y realizar nuevamente las pruebas del equipo”.