Noticias CICM

Inversión extranjera en construcción, con su peor caída en seis años

Obrasweb

La Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector construcción se desplomó 53.8% anual en 2016, su peor caída en seis años.

La IED alcanzó el año pasado una cifra de 1,082.9 millones de dólares con respecto al año inmediato anterior, cuandó logró su mejor nivel desde 2007 de 2,344.5 millones de dólares (mdd), de acuerdo con un reporte del Centro de Estudios Económicos del Sector Construcción.

Con respecto a la IED nacional, que ascendió a 26,738.6 mdd, la construcción representó 4.1% del total contra 7.1% que representó en 2015.

Obra pública, la más golpeada

Por subsectores, las Obras de Ingeniería Civil registraron la mayor caída de inversión al disminuir 63.9% como “consecuencia del recorte presupuestario y falta de proyectos donde la empresa extranjera pudiera participar”, cita el reporte del centro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC).

El subsector Edificación también presentó una caída importante de 21.5 por ciento. En contraste, los Trabajos especializados vieron un crecimiento de 9.1% en la IED.

El reporte destaca que la inversión extranjera en la industria de la construcción se destinó principalmente a las obras de ingeniería civil (66.2%); le sigue la edificación (28.5%) y trabjos especializados (5.3%).

Lee también: El sector mexicano de la construcción desacelera en 2016

El documento que la caída de la IED tuvo dos momentos clave en 2016. A principios de año fue una consecuencia de “los diversos recortes por parte del Gobierno Federal, los cuales desalientan a los inversores extranjeros”.

Y, posteriormente, la reducción estuvo ligada “la especulación presentada ante las votaciones y posteriormente los resultados de las elecciones presidenciales en Estados Unidos”.

Piden impulsar el Plan Nacional de Infraestructura

Sin ofrecer una estimación de la Inversión Extranjera Directa en 2017, el reporte indica que ante el actual contexto de incertidumbre y un posible gravamen al libre flujo de mercancías o inversiones entre México y Estados Unidos, el panorama para la economía nacional y para el sector en particular, luce “complidado”.

Una disminución en los flujos de inversión reduciría la construcción industrial y de infraestructura, lo que traería menos empleos e ingresos y en consecuencia habría un menor consumo y demanda de vivienda y de construcción de centros comerciales.

Además también se generaría un aumento de precios en los insumos de la construcción.

El documento propone que impulsar el Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018 con la participación de países expertos en el desarrollo de infraestructura de alta tecnología como Alemania, Japón y China. Incluso plantea reactivar el tren de alta velocidad México-Querétaro, siempre que las condiciones “sean beneficiosas” para el país.