Noticias CICM

Obra privada en los estados, con el mayor aumento en una década

El Economista

El valor de la construcción del sector privado a nivel nacional reportó este año el mayor crecimiento anual (6.9%), para un primer trimestre, en la última década, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A partir del 2013, la obra privada rebasó a la pública en aportación del valor total del sector; en los primeros tres meses del 2017 contribuyó con 61.2 por ciento.

Al respecto, Abel Hibert Sánchez, director de Posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey, señaló que “mucha de la inversión y de la obra que se está haciendo en el país, en realidad la ha estado haciendo el sector privado (…) ya que la inversión pública tiene uno de los niveles más bajos en proporción del PIB (Producto Interno Bruto)”.

Asimismo, agregó que actualmente lo que se observa más es una gran participación del sector privado, a través de algún tipo de Asociación Público Privada (APP).

En el mismo sentido, Kristobal Meléndez Aguilar, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), comentó que “en forma general bajó bastante toda la construcción de inversión publica, entonces, las constructoras tuvieron que reinventarse y empezaron a (recurrir a) la inversión privada”.

Del valor total de la obra privada en el país, Nuevo León fue el estado con la mayor contribución, de 12.2 por ciento. Le siguieron Guanajuato, con 9.1%; la Ciudad de México, con 7.9%; Jalisco, con 7.4%; el Estado de México, con 6.3%; San Luis Potosí, con 5.9%; Chihuahua, con 5.0%; Querétaro, con 3.9%, y Coahuila con 3.7 por ciento. Las primeras cinco entidades suman 42.8% del total.

Inmobiliario

El director de la carrera de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio, precisó que en el caso de algunos de ellos, “fundamentalmente ha sido en desarrollo inmobiliario: plazas comerciales, locales comerciales, bodegas, edificios de oficinas; ahí es donde más se ha concentrado la construcción”.

En Nuevo León, “se han venido desarrollando proyectos de edificios corporativos, y de lujo (…) hay proyectos muy interesantes en Monterrey, y en San Pedro Garza García”, puntualizó Hibert Sánchez.

Manifestó que también mucha gente ha tomado su financiamiento como alternativa de inversión, “ante las bajas tasas de interés que había”.

Sobre los estados del norte, refirió que también “se han financiado muchos proyectos de plantas industriales en esta región”.

Edificación

Por tipo de obra en el sector privado, 63.2% corresponde a edificación, 18.7% a construcción de obras de ingeniería civil y 18.2% a trabajos especializados para la construcción.

Edificación se refiere a vivienda; edificios industriales, comerciales y de servicios; escuelas; hospitales y clínica, y obras y trabajos auxiliares para la edificación. En los primeros tres meses del 2017, este tipo de obra presentó un aumento anual de 4.8 por ciento.

Crecen más

Entre las 18 entidades que exhibieron un aumento durante el primer trimestre del año, se encuentran Chiapas, cuya tasa anual fue de 134.3%; San Luis Potosí, de 48.4%; Guerrero, de 46.7%; la Ciudad de México, de 44.9%; Nayarit, de 43.0%; Baja California Sur, de 35.4%; Aguascalientes, de 32.0%; Morelos, de 31.6%; Estado de México, de 30.9%; Querétaro, de 30.3%, y Yucatán, de 25.6 por ciento.

En relación con el despunte de Chiapas, el investigador del CIEP comentó que “se espera que el proyecto de las Zonas Económicas Especiales impulse en un futuro la inversión pública; esto muchas veces va acompañado de inversión privada en construcción y va acompañada de Inversión Extranjera Directa”.

De igual forma, expuso que era importante destacar que “hay un elemento extra: Chiapas trae un rezago muy importante en estos elementos de construcción privada, entonces, incrementos se ven más fuertes, pues traía niveles bastante bajos”.

Sufren descenso

En tanto, de los estados que mostraron disminuciones en el sector privado de la construcción en el periodo de referencia, destacan Jalisco, de 8.7%; Sinaloa, de 10.6%; Tamaulipas, de 20.3%; Tabasco, de 20.8%; Durango, de 29.8%; Hidalgo, de 32.6%; Campeche, de 44.8%, y Veracruz, de 50.4 por ciento.

“En donde ha caído mucho el gasto en construcción del sector privado es en algunos estados donde tienen más problemas financieros en términos de deuda, como es el caso de Veracruz”, destacó Hibert Sánchez.

Raymundo Tenorio explicó que esta dinámica negativa “es un efecto multiplicador del descenso en el consumo público”; en Veracruz y Campeche se han registrado procesos de desinversión.

Actuación

El comportamiento de algunas entidades durante este primer trimestre fue distinto al que materializaron en el mismo lapso del 2016; algunas presentaron un mayor dinamismo respecto a la brecha anual de las tasas de crecimiento, como Chiapas, que incrementó 124.5 puntos porcentuales en el valor de la obra privada; Morelos, con 86.1 puntos; Baja California Sur, con 75.1 puntos; la Ciudad de México, con 71.7 puntos, y Querétaro, con 62.7 puntos.

El especialista del Tecnológico de Monterrey acentuó que algunas ciudades chiapanecas, como Tuxtla Gutiérrez o San Cristóbal de las Casas, “están creciendo en este tipo de desarrollos inmobiliarios, de carácter comercial”.

En sentido contrario, los estados de la República mexicana con peor desempeño fueron: Durango, que pasó de 70.3% en el 2016 a -29.8% en el 2017; Colima, de 111.7 a 13.1%; Tamaulipas, de 73.8 a -20.3%; Zacatecas, de 89.1 a 9.2%; Veracruz, de 12.2 a -50.4%, y Sinaloa, de 25.1 a -10.6 por ciento.

Sobre estos territorios, Meléndez Aguilar manifestó que “no se han presentado altos niveles de caída obra pública, entonces no hay incentivos para que se invierta en la construcción privada”.