Noticias CICM

Obras detenidas; Ozono para 30 mmdp

Excélsior

Las contingencias están afectando el desarrollo de obras públicas y privadas. El secretario de Obras, Edgar Tungüí, indicó que todos los proyectos en curso del Gobierno de la Ciudad de México están detenidos en cuanto a la utilización de maquinaria que usa combustible, como retroexcavadoras, aplanadoras o remolcadores.

“Se suspendieron los trabajos con maquinaria, el asfaltado de calles, bacheos y solamente se conservaron labores, por ejemplo, que pueden hacerse de manera manual, como el retiro de escombro a mano, en carretillas, aquello que no genera emisiones por tener motores a diesel prendidos”, explicó.

Estas obras suman una inversión de 30 mil millones de pesos en 2017.

Luego de participar en mesas con agremiados de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Ciudad de México, el funcionario indicó que los días de contingencia por ozono ya aplazaron la entrega del túnel Mixcoac-Insurgentes, que se esperaba para el 30 de junio: la fecha de entrega se debió recorrer hasta la primera quincena de julio.

“Sí nos ha afectado, estamos hablando que fue una semana prácticamente y hoy nuevamente amanecemos con contingencia; habíamos ofrecido para finales de junio la entrega de la obra, estamos haciendo cálculos y nos vamos a la primera quincena de julio”, explicó.

Otros proyectos se han visto afectados por la pausa son el Tren Interurbano, la ampliación de la Línea 12 del Metro, la 7 de Metrobús, el Museo Interactivo de Iztapalapa y el Hospital de Cuajimalpa.

El representante de los constructores capitalinos, Arturo Bautista, indicó que también las obras privadas están afectadas, lo que representa pérdidas por 500 millones de pesos.

Uno de los motivos es que los trabajadores no pueden realizar sus labores, pero se les tiene que pagar el día.

“En contingencias tenemos que parar los trabajos y es un tema de ley, si no, nos multan; a todo mundo nos afecta y finalmente a la ciudadanía también porque las obras se atrasan. Le tenemos que pagar a los empleados, a lo obreros, y finalmente ellos no trabajan”, dijo Bautista.

Tungüí afirmó que hasta ayer no habían recibido reportes de que algún particular que realiza obra pública haya violado las restricciones dispuestas por la Fase 1.

Nosotros damos la instrucción, avisamos que ya se dio la Fase 1 o la que sea de contingencia y de inmediato pedimos a las empresas supervisoras que nos informen cuál es la situación en cada una de ellas. No hemos tenido ningún informe y esperemos no tenerlos”, señaló.

… PERO MANTIENEN USO DE MAQUINARIA

Aunque el uso de maquinaria debe suspenderse durante una contingencia, ayer en algunas obras echaron mano de mecanismos a base de combustible.

En un recorrido, Excélsior constató que si bien la mayor parte de los trabajos se concentraron en quitar cascajo o hacer mediciones para excavaciones, en el túnel de Mixcoac algunas máquinas que usan combustible no dejaron de operar, como fue el caso de una mezcladora de cemento.

Al cuestionar a algunos trabajadores del túnel sobre las restricciones que deberían observar por la contingencia ambiental aseguraron que no han recibido ninguna instrucción para detener el uso de maquinaria pesada.

También se observó que las lámparas que iluminan las obras durante la noche permanecían encendidas durante el día.

“¿A poco ésas no contribuyen a la emisión de contaminantes? No les importa (a las autoridades) gastar energía: ahí está la planta de luz que a su vez consume electricidad y no cuidan ese gasto”, criticó uno de los obreros.

FASE 1 SIGUE; OZONO, EN SEGUNDO PICO DEL AÑO

A pesar de la aplicación de las medidas por la Fase 1 de contingencia, ayer se registró el segundo máximo de ozono de la última semana y de todo el año, con 183 Imeca a las 18:00 horas en la zona suroeste.

El pico del contaminante durante 2017 se alcanzó el pasado 20 de mayo, con 186 puntos, registro que no había sido superado desde hace un año, pues el 20 de mayo de 2016 se llegó a 188 Imeca de ozono.

Ante esto, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) determinó mantener la Fase 1 para este miércoles, pues la alta temperatura registrada ayer y la poca nubosidad, así como el viento débil, provocaron un incremento en el nivel de ozono a pesar de que el sistema de alta presión localizado en el Valle de México ha perdido intensidad, lo que resulta insuficiente para mejorar la calidad del aire.

Luego de que a las 15:00 horas el Sistema de Monitoreo Atmosférico capitalino reportó que en la estación Gustavo A. Madero llegó a 167 Imeca. Tres horas después este contaminante subió en el sur, alcanzando 183, lejos de las condiciones para levantar la Fase 1, y a 18 de la 2, que se decreta a partir de los 201 puntos.

Por tanto, las restricciones vehiculares para este miércoles se mantienen entre las 5:00 y 22:00 horas para todos los autos con holograma 2, incluyendo los de placas formadas solamente por letras y sin holograma de verificación, así como los vehículos con holograma 1, terminación de placa par y los de engomado rojo y terminación de placa 3 y 4.

La misma medida aplica para los que ofrecen un servicio particular con placas del extranjero o de otras entidades que no porten holograma de verificación, quedando exentos los que tienen holograma cero y doble cero, así como los autos híbridos.