Noticias CICM

Pemex, tras alianzas con privados en refinación

En comercio al menudeo de gasolina, busca acuerdos para compartir marcas, informó Carlos Murrieta Cummings, director de Pemex Transformación Industrial.

El Economista

Pemex Transformación Industrial (TRI) busca tener alianzas con el sector empresarial tanto a nivel de refinadores, para reducir sus pérdidas y mejorar su capacidad de producción; como con el sector gasolinero con quien compartirán sus marcas, además podría crear un consejo consultivo con sus franquiciatarios, informó Carlos Murrieta Cummings, director de la empresa subsidiaria del Estado.

La alianza con las refinadoras es para mejorar la actual capacidad de producción del Sistema Nacional de Refinación en las instalaciones que requieren una reconfiguración, a largo plazo, este tipo de inversiones impedirán que la empresa tenga pérdidas por 109,000 millones de pesos en el balance del año 2025; las alianzas son para invertir en las refinerías de Salina Cruz, Salamanca y Tula.

“Sí estamos buscando participar con otros refinadores y con otras empresas petroleras para que trabajen con nosotros”, dijo, “si no hiciéramos nada estaríamos perdiendo en el 2025 alrededor de 109,000 millones de pesos”.

En su presentación durante el Primer Seminario Nacional Gasolinero, organizado por El Economista y Grupo Besco, el funcionario explicó que el combate al mercado negro de combustibles es una de las prioridades en Pemex por lo que en un mes estarán listos los primeros barriles de combustible marcado.

Murrieta Cummings expuso que en el caso de la refinería de Tula están trabajando en su planta de coque (carbón de petróleo) y en las siguientes semanas van a tener listos los primeros resultados de las licitaciones de servicios auxiliares de Pemex. La transformación de Pemex consiste en concentrarse más en los procesos de producción de refinados que en querer hacer todo como antes, por eso es que en el plan de negocios se anuncia que se dejan de hacer cosas como trabajar en el suministro de hidrógeno, por ejemplo.

En el tema de las ventas al detalle, el directivo explicó que ven viable el cobranding en las estaciones de servicio, lo que permitirá desarrollar nuevas marcas mexicanas que se anunciarían al lado de la franquicia Pemex; sin embargo, la limitante es que para poderse anunciar de manera conjunta sólo pueden adquirir producto de Pemex, ya sea nacional o importado.

Otra opción de negocio que se tiene adicional a la Franquicia Pemex o al cobranding es que sean solamente proveedores de combustible, con lo que el gasolinero podría tener diferentes opciones de producto, aunque, señala, esa opción “no la he visto ni en Estados Unidos, ni en Europa, ni en Asia”.

“Lo que estamos viendo muy de cerca es qué hacemos para que a nuestra franquicia le aumente el ticket promedio y lo otro, cómo le aumentamos el flujo (…) somos socios, tenemos que preocuparnos por cómo les va a ir mejor a ustedes”, expresó.

En ese sentido, el consejo consultivo con los empresarios servirá para recabar la información necesaria y así, mejorar el servicio y la marca, además de que van a crear un club de lealtad.

luis.carriles@eleconomista.mx