Noticias CICM

Razones por las que México necesita un nuevo aeropuerto

El Economista

El actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) opera hoy en día a su máxima capacidad, calculada para atender satisfactoriamente a 34 millones de pasajeros, cifra ya superada, considerando que en los cinco años de esta administración la demanda ha crecido a un ritmo de 9% anual (cifra sin precedente), y como es de todos conocido el AICM, debido al crecimiento de la capital mexicana, está rodeado por la zona urbana; es decir, ya no hay espacio para construir más pistas ni más edificios terminales que contribuyan a satisfacer esa creciente demanda.

La demanda de transporte aéreo proyectada para los próximos 30 años en el centro del país alcanzará los 3,000 millones de pasajeros. No contar con la infraestructura aeroportuaria adecuada para ello nos llevaría a dejar de obtener ingresos por alrededor de 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB), con las consecuencias que ello traería. De acuerdo con estudios en servicios aeroportuarios, el tráfico aéreo en la Zona Metropolitana del Valle de México podría llegar a 119 millones de pasajeros por año en el 2062.

Todo lo anterior hace impostergable la construcción de un nuevo aeropuerto con capacidad de expansión durante las próximas décadas, a fin de atender 70 millones de pasajeros al año a partir de su inauguración en el 2020, y crecer hasta lograr la capacidad de dar servicio a 125 millones de pasajeros hacia el último tercio del presente siglo.

El nuevo aeropuerto tendrá la característica de ser un hub internacional; es decir, concentrará la infraestructura aeroportuaria en una sola gran instalación, dando servicios aéreos de interconexión nacional e internacional para el transporte de pasajeros, de manera eficiente y de alta calidad.

Éste se construye para atender la demanda actual de pasajeros y operaciones aéreas, y previendo las necesidades de las próximas décadas, por lo que podrá crecer conforme se requiera.

Por otra parte, la calidad y conectividad de un aeropuerto son factores fundamentales en la decisión sobre dónde instalar una empresa. Esto permite atraer nuevos negocios e incentivar su crecimiento en nuestro país, así como incrementar el desarrollo de clústeres industriales.

Es decir, una infraestructura aeroportuaria es indispensable para el desarrollo industrial y de servicios de cualquier región del mundo. Por ello, es pertinente fortalecer la conectividad aérea para elevar nuestra competitividad dentro del concierto mundial.

En pocas palabras, más conexiones con otras ciudades en el mundo aumenta la productividad, los negocios, las exportaciones e importaciones, la creación de empresas del país y, muy importante, la generación de nuevos empleos.

hoy en día, uno de los beneficios directos de la construcción del Nuevo Aeropuerto de México es que ya emplea a 40,000 personas de manera directa e indirecta. Durante todo su proceso constructivo generará hasta 160,000 nuevos empleos. Y al entrar en operación se requerirán hasta 450,000 empleos directos e indirectos de las más diversas actividades profesionales. Este proyecto es una oportunidad para revitalizar económica y socialmente a delegaciones y municipios del oriente del Valle de México a través de infraestructura vial, comercial y de servicios.

México está llamado a ser la quinta economía del mundo hacia el 2050, de acuerdo con la firma de consultoría PwC; para ello son fundamentales inversiones en infraestructura.

Éstas son algunas razones clave para entender por qué México está construyendo su Nuevo Aeropuerto. En Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) trabajamos todos los días para avanzar en tiempo y forma en esta gran obra de infraestructura, que será patrimonio y orgullo de todos los mexicanos.

Federico Patiño
*Director general de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México.