Noticias CICM

Sufre obra pública falta de inversión

Reforma / Nallely Hernández

Cd. de México, México (28 agosto 2017).- En lo que va de 2017, la inversión en infraestructura ha registrado caídas no vistas desde hace 15 años.

De acuerdo con el índice de inversión fija bruta en obras no residenciales, que incluyen proyectos de infraestructura, así como fábricas y obras comerciales, ésta acumula 24 meses con caídas a tasa anual.

Tan sólo en marzo, dicho rubro tuvo una reducción de 10.87 por ciento, baja sólo detrás de 13.31 por ciento de octubre de 2001, de acuerdo con datos del Inegi.

El índice de construcción de obras de ingeniería civil registra 14 meses con retrocesos a tasa anual, con caídas de hasta 16.70 por ciento en el periodo, como fue el caso de agosto del año pasado.

En junio, el último mes reportado por el Inegi, la caída de la producción de obras de este tipo fue de 9.86 por ciento.

Alejandro Ruiz, socio líder de la Industria de la Construcción de KPMG México, señaló que con la menor inversión y producción ya se percibe el retraso en la ejecución de obras.

“Sobre todo en algunos estados del sur, algunas obras que se han estado deteniendo de infraestructura, en el centro algunas obras para generación de energía han tenido algunos retrasos importantes, y en el Bajío, ante la salida o el retraso de la industria automotriz por causa de nuestro socio del norte algunas obras muy importantes también se han estado retrasando”, comentó.

Samuel Vázquez, economista principal de BBVA Bancomer, comentó que en el caso de la producción de obras de ingeniería civil, su impacto se centra en sus efectos a largo plazo.

“Dado que la infraestructura es el principal componente de la obra civil, el efecto ha sido una caída del PIB de este subsector, lo cual ha impactado negativamente al PIB de la construcción a su vez”, comentó.

Al respecto, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señaló que el desempeño del rubro de obras de ingeniería civil se ha convertido en un factor que desacelera en general a la construcción.

“Los ajustes a la baja en el gasto en inversión pública han afectado el desempeño del sector y redujeron las expectativas de crecimiento para este año. El pésimo desempeño del subsector obras de ingeniería civil (obra pública) se ha convertido en un lastre para el despegue de la industria de la construcción”, respondió por escrito el organismo.

El analista de KPMG México señaló que las caídas registradas por los indicadores se debe al retraso en la ejecución de obras importantes, así como el aumento en los materiales de construcción e incluso por la restricción en los créditos para obras.

Según BBVA Bancomer, en su reporte de la situación inmobiliaria del primer semestre del año, la reactivación de las obras de ingeniería civil podrían apoyarse en la reforma energética, así como por medio de las Asociaciones Público-Privadas impulsadas desde el Gobierno.