Noticias CICM

Toma pista el NAICM

NAICM. Reconoce el GACM que pese a que hay algunos retrasos, la obra va en tiempo

Reforma / Azucena Vásquez

Las diferentes fases de las obras más importantes del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) están en plena construcción.
El proyecto fue anunciado en septiembre de 2014, pero en lo que restó de dicho año y todo 2015, se realizaron el diseño, planeación, elaboración de proyectos ejecutivos, así como la contratación de ingenieros.

Fue 2016 el año en el que se pasó de la planeación a la ejecución de las obras, resaltó Federico Patiño, director general de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), empresa de participación estatal mayoritaria que se encarga de coordinar la planeación y construcción.

Recordó que todo el proyecto abarca alrededor de 5 mil hectáreas y una de las obras preliminares fue la barda perimetral de 33 kilómetros, así como la instalación de drenaje, ambas ya terminadas.

En el lugar también se encuentra el campamento con dormitorio para 250 personas involucradas en la construcción.

Ahora, una vez que los trabajadores concluyeron la nivelación del suelo de pistas y el edificio terminal, han emprendido otras labores que les permitirán tener terminadas las obras hacia el año 2020, ya que será cuando inicie operaciones la primera fase de este nuevo aeropuerto.

En la pista 2 ya está en marcha la etapa de precarga, que inició una vez que fueron instalados los drenes verticales y horizontales cuya función es expulsar el agua que aún existe en el terreno.

La fase de precarga consiste en la colocación de basalto, mismo que durante un promedio de 8 meses deberá ejercer la presión necesaria para que el agua sea drenada.

“El proyecto indica dos metros de precarga y tiene un proceso de 8 meses en el cual se presume que se va a hundir 2.2 metros, en ese proceso están interviniendo áreas especialistas de ingeniería que con instrumentación que se incluyó determina si en algunos casos se dejan los 8 meses o más o menos tiempo”, manifestó Enrique Romero García, residente de obra de la pista 2.

Posteriormente, podrán iniciar con la pavimentación de dicha pista.

En el mismo proceso de precarga está la pista 3 del proyecto, mientras que en la 6 están en el proceso de nivelación del suelo.

Además, para el soporte de la obra ya se inició el hincado de pilotes de concreto reforzado con cables de acero pretensados en los edificios Terminal de Pasajeros, el Centro de Transporte Terrestre Intermodal y la Torre de Control de Tráfico Aéreo.

En total, se contempla instalación de 7 mil 101 pilotes en dichas obras, cuyo objetivo principal es que los asentamientos de estos futuros edificios sean menores.
Además de esto, cada proyecto tiene avances en otras obras, por ejemplo en la Torre de Control de Tráfico Aéreo están en la fase de excavación para la los de cimentación.

En total, serán colocados cinco de manera monolítica, por lo que la primera será una elipse y el resto anillos.

Para ello, deben excavar 6.35 metros por debajo del nivel del terreno natural y una vez que han concluido tal paso, proceden a la fabricación de la plantilla.
Tras finalizar este proceso, iniciaría la instalación de muros de lindero de toda la torre para posteriormente arrancar con la construcción de pilastras o columnas el próximo mes.

Sobre éstos irán desplantados los aisladores sísmicos que deberá incluir esta obra.

La losa de cimentación del edificio terminal, que en su primera etapa podrá recibir a 68 millones de pasajeros, también toma forma.
Para ello, los trabajadores ya instalan parte de las 865 losas de 20 metros por 20 metros en promedio que la conformarán, aunque antes de eso, fue necesario seguir una serie de procesos, explicó Capipcio Eduardo Torres, residente de la obra.

La losa es una estructura de hormigón armado sobre el terreno natural previamente intervenido por el hincado de pilotes, que tendrá como función la repartición del peso y las cargas de forma equilibrada.

Por otra parte, también está en plena construcción la cimentación para el Centro de Transporte Terrestre consiste en una losa de concreto reforzado de 1.40 metros de espero.

Ésta permitirá recibir las cargas del edificio y que la transmisión de esas cargas al suelo lacustre sean uniformes.
“El beneficio principal de la losa de cimentación, que será compensada, consiste en reducir el rango de asentamientos provocados por el peso de la nueva estructura”, según el GACM.

Patiño aseguró que las obras van en tiempo, aunque admitió retrasos que se han subsanado.
También sostuvo que esperan terminar la primera fase del proyecto en las fechas programadas, pero matizó al añadir que estarán cuando así deba ser.

Apuesta a lo grande

El NAICM cuenta con grandes obras en las que se ha apostado una fuente inversión.

IMPORTE COMPROMETIDO (Millones de pesos)
Edificio terminal de pasajeros 84,828
Torre de control 1,242
Pilotes de cimentación 664
Losa de cimentación CTT 1,399
Losa de cimentación ETP 7,555

EN CAMINO

Las pistas son parte de la primera fase que deberá iniciar operaciones en 2020, por lo que su construcción ya está en marcha.
(millones de pesos, cifras al 31 de julio de 2017)
Obra Monto comprometido Avance físico (%) Avance financiero (%)
Pista 2 7,926 31.8% 30.2%
Pista 3 7,359 0.4 22.4

Fuente: GACM