Noticias CICM

Van cuatro ofertas para estudios del tren exprés al NAICM

El Economista

La licitación para elegir a la empresa que realice los estudios y proyecto ejecutivo para la ampliación de la Línea 9 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), de Tacubaya a Observatorio, y la modificación de ésta como terminal multimodal que conectará el tren interurbano México-Toluca también con las líneas 1 y 12, y el tren exprés hacia el nuevo aeropuerto, resultó poco atractiva para las más de 20 consultorías que estaban interesadas, sólo hubo cuatro propuestas.

La falta de tiempo para presentar ofertas competitivas fue una de las causas que se manifestaron en la etapa de juntas de aclaraciones (algunas empresas pedían, por la complejidad de los trabajos, hasta 30 días adicionales a la fecha original, pero solamente se agregaron seis).

De acuerdo con el calendario del proceso, el miércoles pasado 12 firmas se disculparon por no seguir en la licitación o no se presentaron.

Cada grupo hizo tres ofertas económicas, de acuerdo con los diferentes trabajos a entregar, las más altas fueron las del grupo de Consultoría Integral en Ingeniería, Integración de Procesos de Ingeniería y Dirección Responsable y Consultoría (155.9, 24.9 y 180.9 millones de pesos); las más bajas las hizo Edac Ingenieros en consorcio con Scala Supervisión, Consultoría, Asesoría y Laboratorios y Control y Verificación de Calidad (30, 4.8 y 34.8 millones de pesos).

El fallo se dará a conocer el próximo 23 de agosto y el plazo de ejecución es de 330 días naturales.

Las otras propuestas fueron las de los grupos encabezados por Senermex (87.4,13.9 y 101.4 millones de pesos) y por Colinas de Buen (138.2, 22.1 y 160.3 millones de pesos). Algunas de las firmas de consultoría que optaron por retirarse del proceso son: Cal y Mayor y Asociados, Ayesa México, Transconsult, Consorcio Iuyet y Mexistra.

Los estudios técnicos

Los recursos para esta licitación serán aportados por Banobras, a través del Fonadin, como resultado de un convenio de colaboración junto con el Metro y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Entre los aspectos a considerar por el grupo ganador para integrar los estudios y el proyecto ejecutivo están: estructuras, obras hidráulicas, estudio arqueológico, ingeniería vial y de transporte, impacto ambiental y urbano, topográficos y proyecto operativo.

El licitante ganador también deberá ofrecer una alternativa para el estacionamiento de todos los trenes involucrados, incluyendo todos los aspectos de seguridad para cambio de vías y su diseño arquitectónico. El STC dejó en claro a todos los participantes que “se llevará un control estricto” de todos los documentos que se generen para realizar los trabajos solicitados, mediante reportes mensuales.